La guerra en la cultura visual: representaciones e imaginarios

Recepción de colaboraciones abierta hasta el 1 de febrero del 2017

(Coordinado por Marta Piñol Lloret)

Pocos temas hay que tengan un rango temporal y espacial tan amplio como los conflictos armados y las guerras, de ahí que existan abundantes representaciones visuales a lo largo de tantos siglos, pertenecientes a distintas culturas y países. Por su propia naturaleza y por los intereses que residen tras los conflictos bélicos y también por sus consecuencias, éstos jamás han dejado indiferentes a las sociedades, ya sea para considerarlos como positivos, atractivos o incluso necesarios -caso de Aristóteles (la guerra como un medio para la paz), Joseph de Maistre (la guerra como divina) o G.W.F. Hegel (la guerra como elemento indispensable para la moralidad y adjetivada como bella, buena, santa y fecunda)- o como la peor manifestación de la incapacidad de resolución pacífica de un problema por parte de la humanidad. En cualquier caso, nadie puede contradecir su dimensión universal en tanto que experiencia compartida por todos las culturas y países, quienes a su vez han dado lugar a distintas manifestaciones artísticas que reflejan las idiosincrasias de las mismas, sus posicionamientos, objetivos, puntos de vistas y finalidades. Acercarnos a los imaginarios bélicos sin proponer un margen de tiempo o región determinada, así como tampoco limitándolo a una disciplina artística en concreto, supone considerar la dimensión visual de estos conflictos desde una perspectiva muy amplia que posibilita concretar estudios que aborden numerosas cuestiones tales como los fines propagandísticos con los que se han empleado las imágenes en las guerras -piénsese en las sátiras y ridiculizaciones de los enemigos en contraposición con las loas o ensalzamiento de los propios; la configuración de imágenes relativas a héroes de guerra -vencedores o vencidos-, así como cederlas a la posteridad para que no caiga en el olvido quién venció; o incluso la creación de imaginarios antibelicistas o pacifistas que, con ánimo universal o no, pretendan denunciar las consecuencias de un conflicto en concreto o de la guerra en general -ilustración del impacto de la contienda para la población civil, refugiados, muerte…-. Asimismo, las representaciones vinculadas a las guerras llevan necesariamente pareja una dimensión narrativa -derivada evidentemente de un causa temporal- que tiene como resultado la variabilidad de la representación de un mismo conflicto a lo largo del devenir del mismo, es decir, el imaginario visual de éste necesariamente muta desde los comienzos hasta su resolución, integrando representaciones, por ejemplo, que inicialmente apelen a la movilización de la población o a procurar evitarlo, mientras que más adelante tendrán que ver con episodios de su desarrollo o con las consecuencias a su término. Por otra parte, otra riqueza del tema estriba en la idea de los múltiples puntos de vista sobre este fenómeno, como mínimo por parte de los implicados en él en términos de opositores, pero ampliable, naturalmente, a tantos posicionamientos y puntos de vista en el seno del mismo o desde el exterior que evidencien la complejidad del enfrentamiento. En definitiva, de un sólo conflicto pueden existir numerosas representaciones acordes o contradictorias entre ellas, así como planteadas desde talantes y actitudes que vayan desde la exaltación y entronización, hasta la estereotipación negativa o la sátira. Asimismo, las propias consecuencias de los enfrentamientos bélicos y la voluntad existente por parte de la sociedad de querer homenajear a las víctimas o procurar que esos episodios no caigan en el olvido también da lugar a numerosos materiales visuales que evidencian, de nuevo, el peso de las imágenes en las sociedades, caso de los memoriales y las exposiciones, museos, esculturas o cualquier manifestación artística que pretenda dejar testimonio de lo sucedido. Igualmente, de la misma manera que el paso del tiempo ha alterado la concepción de las guerras y el desarrollo de las mismas, también los sistemas propagandísticos, comunicativos y los usos de las imágenes han ido cambiando acorde con el momento, de ahí por ejemplo a la importancia de los noticiarios en muchos conflictos del siglo XX o las teorizaciones en torno a la idea de simulacro, propuestas por Jean Baudrillard, planteadas a partir de la idea de que “La guerre du Golfe n’a pas eu lieu”. Es decir, las imágenes, de acuerdo con el momento en el que se producen, nos aportan una fuente de información notable sobre la propia sociedad que las genera y sus finalidades, una cuestión abordable de una manera totalmente interdisciplinar desde su empleo, por ejemplo, en el marco del imperialismo romano, en el contexto de las guerras religiosas del Medioevo, en el colonialismo y desarrollo de la ingeniería de la época moderna o en ese momento en el que a partir de Auschwitz ya no se puede escribir poesía según Adorno, en la era del terror nuclear o en un contexto postcolonial. En definitiva, la interdisciplinariedad y amplitud del tema pretende dar acomodo a aquellas aportaciones que, con un rigor académico y científico, pretendan acercarse a algún aspecto de la creación y uso de las imágenes en torno a un conflicto en concreto o en relación al propio concepto de guerra de una manera más general. Se establecen a continuación las principales líneas de trabajo, entre otras posibles:

1.- Línea teórica:

a) El empleo de las imágenes en contextos bélicos

b) Los símbolos relativos a la guerra: concepción y desarrollo

c) La recepción espectatorial de estas imágenes

d) La dimensión ideológica de las imágenes bélicas

2.- Línea práctica:

a) Estudios de caso [Advertencia: no se trata tanto de considerar en términos de análisis formal u histórico una imagen en concreto de manera aislada sino dentro de un contexto representativo más amplio]

b) Relación entre alguna manifestación visual con otros ámbitos creativos (literario, musical, etc.) o al revés, acercarse a las imágenes partiendo de otras representaciones

c) Evolución de la configuración y empleo de imágenes en relación a un conflicto bélico concreto

d) Estudio de las representaciones de la guerra en alguna manifestación artística concreta: relieves, manuscritos, cine,…

e) Los sistemas de difusión de estas imágenes en un contexto en concreto

f) Reseñas sobre libros que hayan considerado estas temáticas

Estas son las líneas de estudio propuestas dentro de las cuales deben enmarcarse los artículos, pero obviamente estamos abiertos a sugerencias que no encajen o excedan esta clasificación (previa consulta), de la misma manera que tampoco es necesario que cada una de ellas cuente con algún artículo, es una simple propuesta orientativa.

Más información AQUI

Descargar Info

Share This

Share This

Share this post with your friends!